Noticias

Inteligencia artificial: por qué las Pymes desean invertir pero no pueden concretarlo

El principal objetivo fue investigar cuál es el vínculo de las pymes con la nube y qué familiarizadas están con la Inteligencia Artificial (IA).

Las pymes representan el 70% del empleo formal en el país. Según el Ministerio de Producción, son más de 850.000.
“Hay interés por optimizar sus costos y entender a través de qué mecanismos pueden generar más competitividad”, asegura Marina Hasson, directora para Socios, Clientes Corporativos y Pymes de Microsoft Argentina. Este año la encuesta tiene un foco más acentuado en temas de IA, cómo ven las pymes su uso, sin perder el hilo conductor que es la utilización de la nube y nuevas tecnologías.

El 60% de las pymes reconoce que los intereses que los acercaron a la nube están vinculados con IA. Las empresas quieren contar con tecnología que atienda las consultas de sus clientes 7×24, buscan la tecnología que ayude a conseguir clientes que estén online o que indique cuándo se va a romper una máquina y qué trato necesita para evitar pérdidas de dinero.
“Los que toman las decisiones conocen la IA. Saben que está relacionado a contar con tecnología para anticiparse y mejorar temas que tienen que ver con daños que puedan surgir, lo que implica una pérdida económica, y optimizar recursos para llegar mejor a su target”, dice Fachado.
El 77% que usa soluciones en la nube cree que esa tecnología da mejores resultados de negocio. Crece el interés de su uso para mejorar la productividad y la colaboración de los empleados, ofrecer mejores servicios y mejorar el negocio.

Fachado admite que existen mitos que hay que atacar, relacionados a los soportes físicos y a la falta de seguridad. Es necesario concientizar a las pymes para que conozcan los beneficios de la IA. “Está el preconcepto de que es inaccesible. La IA es parte de un componente más dentro de la plataforma tecnológica que ofrece Microso􀁸. Buscamos la democratización de la tecnología”, agrega Hasson.
Brandlive ayuda a las marcas en su canal de comercio electrónico. Alan Soria, gerente e-commerce, reconoce que las brands tuvieron que convivir y aprender a acompañar el cambio de hábito de compra de sus consumidores. Implementan una solución con IA: un chatbot que permite a sus clientes atender a sus consumidores 7×24. El chat resuelve el 70% de las consultas, el resto es derivado a un operador. La herramienta permite identificar qué preguntas se hacen y con qué frecuencia para que
puedan ser cargadas al sistema. Y permite identificar el lenguaje que el consumidor quiere escuchar.
“Estas herramientas permiten ir evolucionando al empleado, dar tareas más complejas y desbloquear puestos de trabajo, eran imprevisibles. Automatizamos procesos para que puedas enfocarte en lo que realmente importa”, dice Soria.

Adolfo Kvitca dirige BeSmart, que ofrece soluciones de IA para la industria financiera. Al hablar sobre los beneficios obtenidos gracias a su uso, sostiene: “Antes se consideraba solo la historia crediticia. Ahora tenemos en cuenta más variables, como la capacidad de pago y el estilo de vida, para tomar una mejor decisión. No solo para aprobar o rechazar, sino para darle a cada persona el límite óptimo para no sobreendeudarlo”.
Producciones R40 implementó el uso de esta tecnología para la gestión de la asistencia. Con el objetivo de simplificar los procesos que se requerían para saber cuándo y dónde fichaban los empleados, Melissa Mascareño, encargada de la administración y RR.HH de la empresa, encontró un sistema que lo realizaba digitalmente, a través de una aplicación
conectada a la geolocalización del teléfono. “Tuve dos barreras. Convencer a mi jefe para que invierta en la aplicación para cambiar el sistema que teníamos, y la otra era explicárselos a los empleados y que ellos no me pusiera trabas al utilizarlo. Esto hace los procesos más transparentes, tanto para los trabajadores como nosotros empleadores porque tenemos la misma información”, dice Mascareño. Y añade: “Las fichas se realizaban manualmente y el costo es menor a una compra de almacén”.

Tarjeta Plata logró reducir el tiempo para solicitar un préstamo. Anteriormente, este proceso podía llevar horas. Hoy, minutos. “Utilizamos IA para eliminar el proceso de acercarse una sucursal a solicitar un crédito. Tenemos una aplicación que en no más de 10 minutos una persona sujeto de crédito pueda tener plata depositada en una cuenta bancaria. La clave es
la fotografía y los servicios cognitivos de Microsoft que nos permiten identificar que una persona es quien dice ser. Lo hacemos contrastando su imagen con su DNI.”

Desde Microsoft sostienen que el futuro laboral proyecta reconvertir a los empleados, agregar valor y crecimiento. Hay muchos escenarios para implementar la IA pero eso dependerá de cada empresa para ver en qué lugar quieren optimizar los procesos.

Fuente: Cronista