Noticias

El 2018 cerró con 248 pymes en procedimiento preventivo de crisis

Son datos de la Federación Industrial de Santa Fe. En 2017 sólo 20 empresas se habían acogido a ese paraguas legal de emergencia. 

La crisis en el sector pyme de la región se multiplicó por diez de un año para el otro, según los registros de la Federación Industrial de Santa Fe. Mientras en todo 2017 hubo veinte pequeñas o medianas empresas que se acogieron a la figura del Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC), el 2018 terminó con 248 empresas en esa situación.

El vicepresidente de Fisfe, Víctor Sarmiento, reveló además que hay unas 60 empresas en espera de inscribir su PPC ante el Ministerio de Trabajo. “El panorama no es muy aliciente para la industria. Nuestro sector este año en la agenda política nacional y provincial debería ser prioridad. La regresión de las pymes es insoslayable cuando somos las que generamos entre 70 y 80 por ciento de la mano de obra ocupada. Si no miramos para este lado será un año poco productivo y poco feliz para el sector industrial y la economía en general. El 80% del PBI y del consumo interno depende de la industria y cada vez más se retrae y la gente piensa en sostenerse y en sobrevivir nomás”, analizó el empresario industrial. 

El año terminó y los sectores más sensibles a la recesión terminaron siendo el de calzado, textil y línea blanca, todos con índices negativos de actividad que se reiteraron mes tras mes, señaló Sarmiento. “No hay política industrial. Estamos subsidiando trabajo indio, chino, norteamericano. Con la gran cantidad de stock que apareció cuando liberaron las importaciones es muy difícil seguir produciendo nacional”, advirtió.

Para colmo, “las tasas de quiebra que hace al crédito inaccesible” abren más la brecha, dijo. “El sector financiero ha sido el gran ganador, de 7 mil millones en 2017 pasaron a ganar 27 mil millones en 2018. Este modelo estruja la rentabilidad de la industria y el bolsillo del asalariado”, concluyó.

El dirigente industrial santafesino propuso “un pacto entre todos los sectores que permita trabajar con horizonte claro sin imprevistos para no estrellarse”. En ese marco, reclamó al gobierno “una política industrial real. Este país no vivirá de la exportación solamente sino del mercado interno. En el mundo todos están siendo proteccionistas y nosotros le abrimos a cualquiera”, se quejó.

¿Qué es el PPC?

El Procedimiento Preventivo de Crisis (en adelante PPC) es un mecanismo de negociación reglado por el Capítulo 6 de la Ley 24.013 (Ley de Empleo) como requisito previo obligatorio para aquellas empresas que hayan decidido despidos o suspensiones por razones de fuerza mayor, causas económicas o tecnológicas, que afecten: a más del 15 % del plantel en empresas de menos de 400 trabajadores. a más del 10% en empresas de entre 400 y 1.000 trabajadores. a más del 5 % en empresas con más de 1.000 trabajadores. Esto se tramita ante el Ministerio de Trabajo, a instancias del empleador o de la organización sindical. Es decir, puede ser solicitado tanto por el empleador como por los trabajadores representados por su sindicato. La ley establece que dentro de las 48 horas de realizada la presentación, el Ministerio notificará a la otra parte y citará a todos ellos a una primera audiencia dentro de los cinco días siguientes (Art. 100 Ley 24.013). De no llegarse a un acuerdo en esa primera audiencia, se abrirá un período de negociación posterior por un plazo de diez días. Si es la empresa la que inicia el PPC, debe acompañar con su pedido el máximo de información que pueda proporcionar sobre su situación económica (Art. 99 Ley 24.013). En caso que el sindicato lo requiera, el Ministerio podrá recabar información que aclare o amplíe lo presentado por el empleador. 

Un detalle importante es que mientras que dure el trámite, la empresa no podrá despedir o suspender a los trabajadores contemplados. Por su parte, los trabajadores no pueden ejercer huelga ni cualquier otra medida de fuerza, tanto de manera particular como sindical.En caso que la empresa no acate esta prohibición, se dará por resuelto el trámite y los trabajadores deberán ser indefectiblemente reincorporados, abonándoseles los salarios caídos. Y si son los trabajadores quienes realicen cualquier clase de medida de fuerza, se les aplicará lo previsto en la Ley 14.786 de Resolución de Conflictos Colectivos de Trabajo. 

FUENTE: Rosario Plus