Noticias

Para la UIA, el comercio con Brasil avanza en detrimento de la Argentina

Por una fuerte caída de las exportaciones al país vecino, el déficit comercial con Brasil acumula US$ 5.800 millones.

La relación comercial con Brasil viene en franco deterioro desde 2011 por la crisis y la recesión de ese país y también por “factores internos” de la Argentina. A eso se agrega que en los 7 primeros meses de este año, “las compras a Brasil continúan con una dinámica creciente”: aumentaron un 28,8% con respecto a igual período de 2016 y explicaron el 45% del aumento de las importaciones”. Y si bien la industria argentina muestra algunos indicios de recuperación, “el fuerte avance de las importaciones de bienes industriales puede perjudicar este desempeño”.

Es lo que señala un informe especial de la UIA (Unión Industrial Argentina” que plantea que “se complejiza la relación con Brasil” ya que “en el acumulado enero-julio el déficit comercial –US$ 5.800 millones-ya superó al déficit registrado en todo el año 2016 que fue similar al de 2011. En julio esta tendencia se profundizó”.

El Informe de la UIA destaca que “en las últimas décadas la relación bilateral con Brasil ha sido asimétrica, “en detrimento de la Argentina”. Detalla la fuerte caída de las exportaciones en los últimos años, lo que no impidió que “Brasil continúe siendo el principal destino de nuestras exportaciones y por ende un factor determinante en la evolución de la economía argentina”.

En cambio, “la realidad para Brasil es diferente: su relativa dependencia de la economía argentina ha ido decayendo con el paso del tiempo. De una participación promedio del 10,4% en la década de los 90, en los últimos 5 años Argentina sólo explicó el 7,2% de las ventas externas brasileñas, y las importaciones siguieron una tendencia similar. En lugar de Argentina, los países que se han consagrado como los principales socios comerciales de Brasil fueron China y EEUU, con participaciones del 20,2% y 12,6% en las ventas externas brasileñas en 2016. Esto se explica en parte por las diferencias en el tamaño relativo de los mercados de estas dos economías”.

Al mismo tiempo “las exportaciones a Brasil se caracterizan por su mayor contenido tecnológico y preponderancia de las manufacturas de origen industrial (MOI), estas últimas representaron el 63% de las exportaciones a este destino”, mientras al resto del mundo predominan los productos primarios y la manufacturas agropecuarias.

En estas condiciones, la recesión brasileña – con una caída del 7,2% del PBI entre 2014 y 2016– y una contracción del 18% de la actividad industrial de ese país, impactó en las exportaciones industriales argentina a Brasil que cayeron 53,2% en ese período. No obstante, para la UIA “la caída de las exportaciones a Brasil no se explica sólo por el desempeño adverso del país vecino”. Y entre otros factores detalla:

+ tipo de cambio real entre ambos países. La moneda argentina se apreció en los últimos años y el tipo de cambio bilateral se ubica actualmente por debajo del promedio 2006-2011,

+ importante deuda en materia de infraestructura.

+ Costos Energéticos

+ Costos Laborales superiores en términos comparados.

+ Presión tributaria de 34%, de las más elevadas del mundo.

+ Financiamiento: Crédito sobre PBI de los más bajos del mundo (15%)

FUENTE: Clarín