Noticias

Reclaman un piso del 30% en las paritarias

Unos días después del anuncio sobre la aspiración oficial de que la inflación en 2016 no supere el 25%, los gremios ya adelantaron que reclamarán un aumento de al menos 30% para este año.

El líder de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, aseguró que no está dispuesto a “perder el poder adquisitivo del salario” de cara a las próximas negociaciones paritarias, para las que tendrá en cuenta un aumento de los precios superior. “La inflación va a andar alrededor del 30 por ciento; vamos a discutir con esa base”, afirmó el sindicalista.

“Nosotros tomamos desde la última discusión paritaria hasta abril y a partir de ahí sacamos los porcentajes de inflación y acordamos lo que corresponde”, explicó Moyano. “No estamos dispuestos a perder poder adquisitivo y salarios de los trabajadores, y yo creo que ningún gremio lo va a hacer”, enfatizó, durante su participación en el programa de Mirtha Legrand, el sábado a la noche.

Un escalón más arriba se situó el reclamo del jefe de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, quien ayer afirmó que en las paritarias de su sector pedirán aumentos salariales en “una pauta del 33 al 35%”, y cuestionó al gobierno macrista al considerar que busca discutir sueldos “de manera surrealista pensando en una inflación futura”.

Micheli además advirtió sobre posibles acciones gremiales en febrero o marzo si siguen los despidos en el sector público, aunque aclaró que “no podría decir que vaya a salir un paro” general. “No vamos a aceptar un aumento que sea inferior a una pauta del 33 al 35%”, sostuvo. “Ahí estamos hablando de empatar, ni siquiera de ganar”, fundamentó Micheli.

Metas lejanas

“Cuando el Gobierno sale con planteos como querer discutir paritarias de manera surrealista, pensando en una inflación futura, que sería la de 2016, con un número al que ellos consideran que va a llegar la inflación, cuando todas las consultoras privadas plantean una inflación mucho mayor, está planteando que aceptemos aumentos a la baja.”

Micheli aseveró que “de ninguna manera vamos a aceptar seguir perdiendo, porque venimos perdiendo ya hace un par de años poder adquisitivo y si volvemos a firmar a la baja respecto de la inflación, vamos a seguir acumulando pérdidas”.

En ambos casos, las aspiraciones gremiales están muy lejos de lo que quiere el Gobierno. El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay ya anunció el miércoles de la semana pasada que después de llegar al 30 por ciento en 2015, las metas de inflación que se fijó el Gobierno para este año rondarán entre 20 y 25 por ciento.

Fuente: Portfolio Personal